Los videojuegos desarrollan el pensamiento táctico de los niños


Resultados de un estudio encargado por Sony Online Entertaiment, vuelven a resaltar lo importante que pueden ser los videojuegos para el desarrollo de la habilidad y agilidad mental de los niños, pues los juegos requieren que estos piensen tácticamente.

Las cifras son bastantes positivas, tanto niños como padres fueron pieza del estudio:

– El 80% de los padres compran los videojuegos y por ende, saben que juegan sus hijos.
– El 86 % de los padres comparten en ocasiones el tiempo de jugar con sus hijos.
– El 70% aceptan los videojuegos y reconocer que mejorar la coordinación y capacidad de los niños para resolver ciertos problemas.

Sigue leyendo

¿Mi novia o mis videojuegos?


Recuerdo que mi novia le decía a otro pariente jactándose de mi fidelidad, él solo me dejaría por un videojuego, je, ciertamente me arranco la carcajada, sentí en su tono un aire a molestia, seguramente prefiere que ni los videojuegos se interpongan, igual yo, pero errar es humano.

Apuesto que algunos hallaron la respuesta mucho más rápido, ¿qué prefieren más? ¿la novia, enamorada, pareja, media naranja ó engancharse por minutos, horas, días, semanas y años a lo último que el mercado de los videojuegos calientito acaba de lanzar?.

Sigue leyendo

Origen de los videojuegos

Toda historia tiene un inicio, y la fecha que marcaría la huella inicial hacia un camino de entretenimiento, que posiblemente no sepa de límites y finales, fue el año de 1947. La memorable idea fue concebida por Thomas T. Goldsmith Jr. Y Estle Ray Mann, ellos inscribieron una aplicación el 25 de enero de 1947 y la patente se les otorgó el 14 de diciembre de 1948.

Sin embargo aún no era real la idea de un videojuego puro, pasaron varios años hasta que en 1952, se creó OXO, un videojuego gráfico computarizado, fruto de la tesis doctoral sobre la interactividad entre computadoras y humanos de Alexander Sandy Douglas, Universidad de Cambridge – Inglaterra. OXO es una versión del “Tres en Raya” escrito para la computadora EDSAC.

Sigue leyendo